¿Cómo se inventó el Invisalign?

¿Quieres conocer cómo se inventó el Invisalign? El mundo de la odontología tenía hace muchísimos años métodos similares para la alineación de la dentadura, que se basaban específicamente en la ortodoncia.

Los comienzos de Invisalign

  • La necesidad de buscar otros métodos, menos invasivos y estéticamente mejores, hizo que se comiencen a estudiar nuevas fórmulas hasta llegar a este método innovador, mediante el uso de férulas independientes e impresas.
  • En este artículo te explicaremos cómo se llegó a la tecnología del Invisalign como método de corrección de dentaduras.
  • La revolución en materia de alineamiento y mejora de la dentadura, comenzó con la idea de dos estudiantes de la Universidad de Stanford en un garaje de la ciudad californiana de Menlo Park.

  • Allí, dos amigos, que son el actual empresario de origen pakistaní Zia CHisthi y Kesley Wirth comenzaron con la idea de desarrollar algún tipo de tecnología aplicada a la alineación de dentadura, que no sea tan invasiva y que luzca casi invisible, sin ningún conocimiento de ortodoncia, pero sí con mucho empuje e iniciativa.
  • Después de diferentes pruebas y diseños y gracias a los recursos de financiación de la CDA y los elementos técnicos del laboratorio del campus de Stanford, llegaron a la idea que estaban buscando.
  • Esta consistía en la implementación de brackets invisibles independientes realizados en poliuretano y removibles, que tuvieran como objetivo sustituir los materiales metálicos con los que están hechos los normales, logrando el mismo objetivo de mover los dientes hasta llegar a su posición correcta.
  • Esta idea se hizo realidad y comenzó a funcionar. En principio y por celo de los desarrolladores para que no copien su idea, estos no explicaban la forma en la que estos retenedores estaban fabricados. Pero después decidieron explicarle al mundo de la odontología que estas piezas son impresas mediante la tecnología de las impresoras 3D.
  • Además de lo estético, la indudable ventaja que le otorgaba a estas piezas ser impresas, es la reducción en los costes de fabricación, a diferencia de las piezas metálicas de la ortodoncia convencional.
  • Estas férulas que ejercen la fuerza necesaria para que nuestros dientes queden alineados son reemplazadas cada semana o cada dos semanas como parte del procedimiento y siempre estarán específicamente personalizadas a la posición en la que nuestra dentadura se encuentre en ese momento.

Origen

Todas estas prácticas que llevaron al desarrollo del Invisalign comenzaron en el año 1997 y sería un año después cuando la Federación Dental Americana (FDA) les daría el visto bueno para que comiencen con su fabricación en masa y comercialización de este innovador sistema.

Todo comenzó con un desarrollo base, en el que la empresa Invisalign contaba con unos 25 empleados y tenía aproximadamente un centenar de personas en pleno tratamiento, probando la nueva tecnología que se instalaba, pero todavía esto no había repercutido de manera específica en el mundo de la odontología y los ortodoncistas.

Sería en el año 1999 cuando este método se instalaría como motivo de conversación y desarrollo entre los profesionales de la odontología y un año después se publicaría el primer boletín científico que presentaba a Invisalign como un método efectivo y beneficioso para ser utilizado por todos los odontólogos.

La ortodoncia como único antecedente

El mundo de la odontología tuvo a la ortodoncia como el único método registrado y efectivo para la corrección de los dientes durante décadas y décadas.

Esta consiste en la aplicación de piezas metálicas y alambres que realizan el trabajo de tensión necesaria, para que los dientes se vayan posicionando en el lugar indicado y de esta manera lograr la alineación necesaria.

Si bien, esta se utiliza en cualquier momento de la vida, la ortodoncia suele ser más utilizada durante la niñez, y quien la haya utilizado recordará el terror que generaba el ir al dentista y que este nos diga que el próximo paso era colocarnos los brackets, que significan un cambio muy especial de la estética de nuestra boca.

https://www.youtube.com/watch?v=Ou7KFTpdy_c

La ortodoncia hace muy visibles los elementos que están actuando para mejorar nuestros dientes y sus piezas metálicas son, además de indeseables de manera estética, también un tanto molestos e invasivos para nuestra boca en general.

De allí surgió la idea por parte de los profesionales de la odontología de buscar nuevos métodos, que se adapten mejor a los tiempos que corren, logrando la mayor invisibilidad  la menor invasión a nuestra boca posible y el desarrollo del Invisalign fue la propuesta innovadora que revolucionó la salud dental.

Crecimiento y expansión de esta tecnología

  • Hasta ese momento, Invisalign era más un motivo de exposiciones científicas que de uso constante de los odontólogos en general. Sería en el año 2002 cuando este procedimiento llegaría a ser ofertado por todos los profesionales de la salud dental como una alternativa eficaz a la ortodoncia convencional.
  • Después de ingresar en el temario de la Universidad de Nueva York, Invisalign ingresaría en el mercado oriental llegando a Japón, donde además se desarrollaría una alternativa de menor coste denominada Invisalign Express.
  • A partir de allí todo fue puro crecimiento para la empresa, llegando por ejemplo en 2007 a haber fabricado 30 millones de alineadores, llegando en el final de ese mismo año a unos beneficios económicos que superaban el billón de dólares.
  • Actualmente puedes encontrar esta técnica en todas las clínicas dentales tales como las que hablamos aquí.

Así se inventó el Invisalign, una alternativa a la ortodoncia que por sus prestaciones y su invisibilidad ha hecho que las personas la elijan alrededor del mundo.

Sé el primero en comentar en «¿Cómo se inventó el Invisalign?»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*