¿De verdad protegen las gafas de seguridad de un accidente laboral?

No importa qué tipo de trabajos lleves a cabo. Si te encuentras en el mundo de la industria o en otros sectores, siempre es necesario contar con la protección necesaria.

¿Cuáles son las gafas indicadas para mi trabajo?

De la misma manera que sueles utilizar guantes para proteger tus manos o casco para proteger tu cabeza de cualquier impacto, existen unos órganos de nuestro cuerpo muy expuestos que son nuestros ojos y que los puedes proteger con gafas de seguridad.

gafas de seguridad

Las gafas de seguridad que existen en el mercado ofrecen diferentes tipos de protecciones y están elaboradas en diversos materiales, es por eso que lo que debes buscar son aquellas gafas que sean las indicadas para protegerte de cualquier amenaza externa a tu vista, y de esta manera trabajarás con la tranquilidad de que nada malo te sucederá.

En este artículo te contaremos por qué debes usar gafas de seguridad como una protección esencial para tu vista.

Está claro que no todos los trabajos son iguales. En algunos casos estos presentan menores posibilidades de riesgo para nuestra vista, pero existen ciertas actividades industriales en las que podemos estar expuestos a ciertos peligros e inclemencias y es entonces cuando necesitaremos unas gafas de seguridad.

Lo que buscamos es la mejor protección para nuestra vista y es por eso que debemos conocer qué tipo de gafas serán las encargadas de darnos la protección necesaria en el tipo de trabajo que llevamos a cabo.

Lo primero que debes hacer es evaluar los riesgos que esta actividad puede conllevar a tu vista y desde ese punto de partida, elegir entre estos tipos de métodos de protección adecuada para la vista:

Riesgo de arañazos

Entre la gran cantidad de actividades laborales en las que se debe prestar atención a la hora del cuidado de la vista, está el mundo de la jardinería.

Aunque no parezca una actividad peligrosa en sí, estaremos todo el tiempo en un contacto estrecho con ramas, espinas y otros tipos de elementos que pueden significar una amenaza a nuestra vista.

Este caso se profundiza mucho más si lo que haces es podar con máquinas mecánicas como motosierras, que harán llover el serrín del trabajo y todo eso puede afectar a nuestros ojos.

Riesgo mecánico

Entre los inconvenientes más importantes que podemos vivir a la hora de estar trabajando, es sobre todo cuando utilizamos maquinaria que genera partículas que pueden saltar hacia nuestros órganos oculares, provocándonos severos daños.

A este riesgo se le llama mecánico y es muy común en aquellos casos en los que se trabaja en cortes de azulejos y baldosas, así como también aquellos que trabajan en corte de cristal.

En lo que tiene que ver con la jardinería, el riesgo mecánico también está presente, sobre todo cuando utilizamos máquinas como pueden ser la desbrozadora, o cualquier tipo de máquinas para cortar madera.

Para este caso particular de riesgo mecánico, existen diferentes clasificaciones, acorde al nivel de velocidad del impacto de partículas que puedes recibir en tus ojos. Cada una de las siguientes letras tiene una resistencia diferente:

Gafas de letra A

Estas son las más resistentes en lo que tiene que ver con los posibles accidentes mecánicos. Soportarán impactos de gran velocidad ofreciendo gran protección, pudiendo aguantar hasta impactos de 190 metros sobre segundo.

Gafas Letra B

En materia de resistencia, las gafas de letra B son las que le siguen a las del punto anterior, siendo un tanto menos resistentes, pero muy efectivas para la mayoría de los trabajos, ya que soportará trabajos de carpintería o de disco de corte en todo tipo de materiales, resistiendo impactos de hasta 120 m/s.

Gafas letra F

Para aquellas personas que trabajan picando azulejos y otros impactos no tan fuertes, este tipo de gafas puede llegar a resistir impactos de hasta 45 metros sobre segundo.

Existe otro tipo de gafas que no lleva clasificación, pero se los denomina “de solidez incrementada” con los que también se puede cubrir la vista del riesgo mecánico, con impactos de hasta 5 metros sobre segundo aproximadamente.

Riesgos químicos

Sin duda alguna, una de las industrias que más tipos de protección utiliza es la de los químicos y en el caso de la vista, el nivel de seguridad tiene que ser realmente importantes, frente a los peligros que el salpicado de alguna de estas sustancias pueda producir.

Es por eso que para esta industria se suele utilizar de manera estandarizada máscaras, que al mismo tiempo poseen cristales de seguridad a modo de gafas protectoras. Entre estas máscaras, están aquellas que protegen en caso de riesgos con ácidos y son las que poseen el número 3.

Riesgos térmicos y de radiación

En el caso de que te encuentres expuesto a altas temperaturas en tu trabajo, necesitarás gafas de protección de categoría T, que son las que protegerán tus órganos oculares de temperaturas elevadas nocivas.

Ya sea que estés expuesto a radiación ultravioleta o infrarroja, también tendrás un tipo de gafas para protegerte de cada uno de estos inconvenientes.

Sé el primero en comentar en «¿De verdad protegen las gafas de seguridad de un accidente laboral?»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*