Tarot sí o no para las apuestas deportivas

Tarot sí o no para las apuestas deportivas

Hay espectáculos deportivos que producen una repercusión muy grande en todo el mundo. Presente tanto en el fútbol como en otras disciplinas, la necesidad de apostar por uno u otro se vuelve indispensable.

La utilización del tarot para las apuestas deportivas

A veces la incertidumbre sobre por quién arriesgar es muy grande y el tarot telefonico supo ser el responsable de importantes ganancias como también de pérdidas.

El tarot consiste en una baraja de cartas que utilizan los tarotistas para interpretar diferentes cuestiones o situaciones y a partir de esto, tener revelaciones que ayudarán a comprender y solucionar problemas y misterios de una persona o institución.

Funciona sobre la base del principio de la aleatoriedad, es decir, las respuestas a los interrogantes son reveladas por la elección de una cierta cantidad de cartas en una baraja y esto permite acceder a los significados del inconsciente.

Tienen como respuesta final un “sí o no” o “uno u otro” con algunas explicaciones de lo que sucederá previo al resultado final.

Se trata de una práctica llevada a cabo por pocos que conviven en un mundo que abunda de individuos que no creen para nada en ella, la califican de falsa y engañosa y acusan a los expertos de querer robarle a la gente.

Aunque también hay una minoría que sí cree y que, en algunos casos, cuenta con argumentos establecidos por propias experiencias para contradecir a esa mayoría y asegurar que sí sirve e  incluso llegar a idolatrar a los tarotistas.

Con diferentes maneras de efectuarlo, hace algunos años el tarot era una actividad muy poca conocida y vista.

En tanto con los avances tecnológicos y más precisamente la aparición de plataformas online como YouTube y las redes sociales, permiten su rápida difusión para mostrar al mundo grandes aciertos inesperados.

Esto último está presente en muchas ocasiones en la política. Las horas previas a una elección presidencial es una oportunidad ideal para ellos de demostrar su habilidad en una ‘ciencia’ no formal y que cuyas teorías de es algo falso pueden diluirse si se produce un acierto en la predicción final.

Es por ello que muchos se animan a probarlo y, luego, apostar una cierta cantidad de dinero (en algunos casos muy alta) a que “se proclama tal político” o “la final la gana tal equipo”.

Récords de apuestas

Los récords de apuestas tanto en sitios online como en diferentes organizaciones que se dedican a ello se dan, por lo general, en instancias finales de competencias de gran envergadura como un Mundial de fútbol, de baloncesto, Juegos Olímpicos, la Eurocopa, la Copa De Asia, la Copa de África, la Copa América, la Concacaf, la Champions League y la Copa Libertadores, entre otras.

En todas ellas las definiciones mano a mano son, por lo general, protagonizadas por clubes grandes con importantes figuras que invitan a ilusionarse con que finalmente se quedarán con la copa y que, claro está, cuentan con cientos de miles de hinchas en todas partes del mundo.

En estos casos las probabilidades para uno o para otro son las mismas (o muy similares) por lo que lo interpretado y expresado por tarotistas alienta a inclinar la balanza para un lado u otro y definir por quién apostar sabiendo el riesgo al que se somete.

Además de los jugadores en el campo de juego, la gente también juega con su apuesta. Desde una simple bebida hasta enormes montos de dinero a lo que se expone es, a veces, mucho más grande que un trofeo. Pero para llegar a esto último, primero se debe tener una motivación que lo efectúe.

Se trata de los medios convencionales. Estos se adaptaron sin inconvenientes al mundo digital y van realizando noticias acerca de la industria.

Al mismo tiempo saben de la existencia de un público que apuesta, algo que es alentado también por el vicio, el atractivo y pasión por arriesgarse y obtener los mejores resultados y el morbo, entre otros.

Quizás con algún interés económico, pero con la clara intención de fomentar las apuestas, los medios inducen a ello por medio de sus tapas o títulos a determinadas noticias cuyo fin es el de persuadir al lector. Con la posterior excusa de “nosotros no obligamos a nadie” se desligan de cualquier tipo de responsabilidad.

Lo cierto es que tanto hablar y animar el juego de las apuestas permite explicar el considerable aumento de la demanda en la actividad de apostar dinero en la gran mayoría de los países.

Tarot cartas

Ante esto la realidad es que España no es una excepción. Los números de usuarios en sitios online de apuestas es cada vez mayor. Sea por el tarot o cualquier cuestión, la cantidad de gente con problemas de adicción también aumentó muchísimo y el panorama, lejos de ser alentador, muestra un futuro muy complicado en este sentido.

Más que sitios online o casas de apuestas, se puede hablar de sectores profesionalizados que mueven un importante (y motivador) contenido publicitario en los que los más afectados son los jóvenes, quienes consumen a diario todo y se prenden fácilmente.

Muchas problemáticas que tuvieron gran protagonismo durante años en diversas partes del mundo pudieron ser resueltas gracias a campañas de prevención y disolución de caminos que las hicieron posibles.

Por ejemplo, la pérdida de vidas en accidentes de tráfico que disminuyó mucho tras obligar a los conductores y pasajeros a utilizar siempre el cinturón de seguridad. Lo mismo sucedió en algunos casos con el consumo de alcohol y drogas al mostrar todas las consecuencias negativas para la salud y el cuerpo.

En tanto el juego de las apuestas, debido al tarot como principal motivador y culpable de la posterior adicción causada a una persona en particular, no para de crecer.

Como si fuese poco la difusión del mismo es cada vez más posible con la aparición de diversos medios y plataformas y su éxito depende, justamente del eco que se hacen los receptores, quienes pueden a llegar a perder todo por el hecho de apostar todos sus ahorros a un simple resultado que, en definitiva, nada o muy poco los cambia.

Sé el primero en comentar en «Tarot sí o no para las apuestas deportivas»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*