Televisores 8k: ¿Valen la pena?

Televisores 8k Valen la pena

Hasta hace unos años, la tecnología más cara que existía era la 4K, por lo que los televisores de ese tipo eran unos de los más caros del mercado y en la actualidad, aunque estos siguen en producción masiva por parte de los fabricantes, le ha llegado competencia con los TVs 8K.

¿Vale la pena contar con los televisores 8K?

La tecnología 8K se perfila como la que tiene mayor cantidad de resolución en pantalla, dado a que esta es de 7680×4320, cuatro veces más que los que ofrece la 4K y 16 veces más que un televisor de pantalla común 1080p.

Teniendo en consideración lo anterior, es de esperarse que los televisores 8K sean más nítidos que sus antecesores, ofreciendo mayor fidelidad visual, pero ¿valen la pena?

En este artículo analizaremos algunos puntos importantes que te ayudarán a entender porque esta tecnología no vale la pena, al menos en estos momentos, así que presta mucha atención si te querías comprar uno de estos.

No hay contenido disponible en 8K

  • Son muchas las ocasiones en la que una nueva tecnología llega, pero aún no existe contenido disponible para ella, como sucedió con los televisores 4K y la situación se repite con los TVs 8K.
  • Los fabricantes se enfocaron en trabajar en una tecnología que ofreciera una calidad superior a la 4K, pero no consideraron que se debía subsanar el error que ya había sucedido con la misma, que al salir, era poco lo que sus compradores disfrutaban con tal calidad.
  • Si no poder disfrutar totalmente de los televisores 4K limitó mucho la inversión en estos equipos, lo mismo sucede y sucederá con los de tecnología 8K.
  • En la actualidad ya existen más contenidos en 4K, pero el contenido 8K no está del todo disponible, que además se une con la necesidades la transmisión de video, ya que esta, para la transmisión de video 8K, requiere de una conexión de al menos 50 Mbps, algo a lo que no muchas personas pueden acceder.

El rendimiento de los juegos sería muy bajo

  • Este punto está muy relacionado al anterior, ya que el no haber contenidos que disfrutar en 8K incluye los videojuegos y esto es algo que es totalmente lógico, teniendo en cuenta que ejecutar juegos modernos con esta tecnología, podría ser muy desalentador para los desarrolladores del hardware moderno. No es que se trate de algo imposible, pero sí sería muy caro para el consumidor final los nuevos títulos con esta tecnología.
  • Hasta ahora, los juegos que se han desarrollado algunos juegos que tienen una gran calidad al ejecutarse en televisores 4K, pero hay que ser realistas, es algo que apenas se está logrando y el que se desarrollen juegos para 8K es algo que tardará un poco, ya que lo primero que se tiene que conseguir, es que estos puedan ser accesible para los jugadores.
  • En referencia a las consolas de videojuegos, las últimas versiones de las más famosas marcas, vendrían equipadas con la capacidad de entregar 4K a 60 FPS, haciendo que el rendimiento de estas dependa de la optimización que de la potencia bruta, a medida de que transcurra el tiempo.
  • Pese a la dotación en las nuevas consolas para soportar 4K, resulta imposible pensar que pudieran estas administrar 8K con una velocidad de cuadros que resulte aceptable. Siempre estará ahí la posibilidad de que las consolas se actualicen y puedan soportar los juegos 8K o cerca de esto, pero no es algo que llame mucho la atención en estos momentos.
  • Lo ideal sería a que se trabaje en función de optimizar el rendimiento de los juegos en 4K, que actualmente sigue siendo muy costoso su hardware, para que luego se pueda trabajar en ver cómo hacer que la juegos 8K sean más accesible, ya que solo para los de PC podría costar miles de euros.

Precio

Ya hemos mencionado a lo largo de los otros puntos lo caro que es el desarrollo de contenidos en 8K, pero también es muy caro un TV con esta tecnología, lo cual lo hace una mala idea para invertir en estos momentos.

  • Un televisor con tecnología 8K puede costarte más de 2000 euros el de menos gama de su tipo, pero los modelos que existen actualmente son mucho más caros, mientras que los de 4K ahora se consiguen a precios asequibles que van entre los 300 y 1000 euros.

En definitiva, podemos concluir que no vale la pena comprar un televisor 8K en estos momentos por qué:

  • No hay contenido nativo disponible con esta tecnología y cuando llegue a estarlo necesitarás contar con internet que sea muy veloz para poder disfrutarlo totalmente.
  • Las consolas de juegos y los ordenadores tardarán mucho para poder verse en estas listas para la 8K, así que puedes olvidarte de utilizar dichos equipos con TVs de dicha tecnología.
  • Son extremadamente caros en estos momentos y con todos los puntos en contra resulta una mala inversión en estos momentos.
  • Pasarán algunos años para que los televisores 8K lleguen a ser más asequibles al público.
  • Los desarrolladores deberán enfocarse aún más en hacer un hardware más potente para jugar con la resolución de 8K, otra de las cosas que seguro va a tardar.

Si quieres una inversión más sabia en este 2020, lo mejor será que compres un televisor 4K, pero si quieres esperar a que llegue uno con 8K, es mejor que tengas un poco de paciencia, ya que tardará un poco el disfrutar de contenidos con dicha resolución.

 

Sé el primero en comentar en «Televisores 8k: ¿Valen la pena?»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*