¿Cómo murió Leonardo Da Vinci?

El 2 de mayo de 1519, hace 502 años, murió Leonardo Da Vinci, un gran artista de la época renacentista que es recordado por sus grandes obras de arte, entre ella La Gioconda o Mona Lisa, La Virgen de las Rosas y La última cena, y que además fue un ser humano muy enigmático.

Pese a la fama que tiene Da Vinci y sus grandes aportes a la humanidad por los que es recordado, cuando se habla de la muerte de este gran artista muchos desconocen sobre el tema, qué fue lo que lo motivo, dónde ocurrió, y ni hablar de dónde están sus restos mortales.

La muerte de Leonardo Da Vinci se dio a sus 67 años, después de que durante mucho tiempo sufriera de una enfermedad, la cual detuvo de alguna forma su avance como pintor.

Para conocer más sobre este tema, en este artículo te contaremos más sobre la enfermedad que padeció Leonardo Da Vinci, y que finalmente causó su muerte en 1519, con la que podrás completar la información que ya conocía sobre él.

Enfermedad que padecía Da Vinci

Si hablamos de personas enigmáticas de la época renacentista nos encontramos con Leonardo Da Vinci como uno de ellos, ya que son muchos los detalles sobre él que son un gran enigma, como es el caso de la enfermedad que padeció por mucho tiempo.

Los registros históricos que hay describen que Da Vinci vivió sus últimos años de vida padeciendo las consecuencias de un accidente cerebrovascular (ACV) que sufrió, específicamente tuvo que enfrentarse a la parálisis de su mano derecha, y que lo limitó a la creación de proyectos nuevos de pintura.

Sin embargo, la certeza de que haya sido un ACV lo que sufrió Leonardo Da Vinci nadie la tiene, solo se tiene suposiciones respecto a esto, partiendo de la base de que el ser vegetariano puede que haya sido un factor determinante para ello.

Tomando en cuenta la discrepancia que existe sobre lo que padeció este artista, quien ciertamente vivió sus últimos años con una discapacidad en su mano derecha, es un gran misterio la enfermedad neurológica específica que pudo haberlo llevado a la muerte.

Da Vinci y su relación con el rey Francisco I

Durante los últimos años del florentino, este creó una entrañable amistad con el rey de Francia Francisco I, quien se convirtió en su protector y mecenas, gracias a la admiración que tenía por el artista, y es por ello que tradicionalmente se dice que murió en sus brazos, según el relato del historiador artístico Giorgio Vasari y que fue representada en el cuadro de Jean-Auguste-Dominique Ingres (1818) “La muerte de Leonardo”.

Lo cierto es que luego de que Francisco I entró victorioso como nuevo rey de Francia en 1515, Leonardo fue el encargado de hacer solemne su llegada con una gran obra a petición de Giuliano de’ Médici, la cual fue un león metálico que al dar unos pasos y detenerse, se le abrió su pecho y arrojó flores de lis.

En este punto es que pudieron haberse conocido el Rey y Da Vinci, y fue cuando lo invitó a ser parte de la corte francesa, lo cual rechazó por su compromiso con Giuliano, pero que ante el fallecimiento de este en 1516 tuvo que aceptar y trasladarse a Francia, donde es recibido por Francisco I.

Tras la llegada de Leonardo el Rey le asignó el castillo Cloux como lugar de residencia, aquel que hoy en día es conocido como Clos-Lucé, y también le asignó una pensión anual de 700 escudos de oro, además del compromiso a comprar todas las obras que este terminara.

La relación fue tomando así poco a poco forma, lo convirtió Francisco I en el pintor, arquitecto y mecánico de su reino, dándole así libertad para que pudiera hacer cualquier tipo de experimento o trabajo que quisiera. Dada la importancia de Leonardo para el reino de Francisco I, este visitaba mucho el castillo de Clox.

cabeza de persona llena de interrogaciones

Después de estar en cama durante varios meses, Da Vinci decide hacer un testamento ante el notario real, dejando sus propiedades entre sus hermanastros, un tío y el personal de confianza con el cual estuvo durante mucho tiempo, para finalmente morir nueve días después.

Vasari sostuvo en su relato que Da Vinci en su lecho de muerte se arrepintió de ser poco religioso y que recibió la comunión, algo que no todos creyeron, pese a que lo confirmó Francesco Melzi, ya que él mencionó muy poco sobre este tema en sus escritos.

Finalmente la muerte de Leonardo se da en los brazos de Francisco I, quien habría acudido al lecho mortuorio para hacerle compañía en lo que sería su último trance, pero de esto también existieron dudas, debido a un escrito de fecha 3 de mayo que firmó el Rey en Saint-Germain-en Laye, que de ser cierto le habría tomado al menos dos días llegar a caballo al castillo de Cloux. Finalmente se comprobó que no había sido el Rey el que lo firmó.

La historia de la vida de Leonardo Da Vinci sin duda alguna es muy interesante, así como la de su muerte, y por supuesto, lo que pasó con sus restos mortales, de los cuales no se sabe cuál fue su paradero final, debido a que este fue inhumado en Saint-Florentin, la cual fue saqueada en durante la Revolución Francesa, y sus huesos no pudieron ser encontrados.

 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *