como optimizar teletrabajo

Cómo optimizar el teletrabajo

Desde hace un buen tiempo, el teletrabajo se ha estado convirtiendo en el medio principal de ingreso por el cual, muchas personas están optando. Hay quienes simplemente han dejado de trabajar en instituciones y empresas convencionales y/o físicas, para darse una oportunidad en el mundo digital.

Consejos que te ayudarán a optimizar el teletrabajo

Y es comprensible, en la mayoría de los casos, trabajar de esta manera ofrece mayores beneficios económicos que un trabajo convencional. Claro está que todo radica en el tipo de trabajo, el volumen del mismo, si se trabaja de manera independiente o para una empresa digital, entre muchos otros factores más.

Pero claro, esto puede parecerte toda una maravilla, pero la verdad es que no es así.

Podrás tener el mejor puesto de trabajo u ofrecer un servicio digital que sea altamente demandado, pero si no te organizas y optimizas tu trabajo, ten por seguro que este y muchos otros beneficios más no los verás.

Así que hoy nos hemos dado a la tarea de ofrecerte los mejores consejos o tips para que puedas optimizar el teletrabajo y sacarle el máximo provecho a tu trabajo y las funciones que puedes llegar a tener.

1. Crea tu propio espacio de trabajo

  • Quienes tienden a trabajar a distancia, ya sea con su ordenador o su portátil, tienden a hacerlo desde la comodidad de sus hogares, y si es posibles, desde la propia habitación. Esto, aunque no está del todo mal, es algo que tienes que evitar.
  • Si decides trabajar en tu habitación, lo más seguro es que te sientas tan cómodo, que no terminarás siendo efectivo y eficiente con tu trabajo. Por el contrario, si decides trabajar en la sala de tu casa, o en una habitación bien ambientada para el teletrabajo, serás mucho más productivo.
  • De seguro estarás pensando en las diferencias entre cada lugar, todo se limita a los elementos del entorno y a los elementos o artículos que te rodean, así como también aquellos que tienen relación con el trabajo que haces.
  • Trabajar en tu dormitorio es como llevarte todo lo que utilizas para dormir en una oficina física.
  • Por tal motivo, elige un lugar adecuado para llevar a cabo tu trabajo. Lo que puedes hacer es ambientar y adecuar algún lugar de tu hogar para que sea tu oficina. No necesitas demasiado, a menos que tu trabajo lo requiera.
  • Pero la idea es que tengas tanto el espacio, como los elementos a utilizar. De esta manera, podrás agilizar muchísimo tu trabajo y tu desempeño.

2. Establece cuál será tu horario de trabajo y la rutina que llevarás a cabo

  • Es imprescindible que gestiones tu tiempo de trabajo y el tiempo que le dedicas a otras actividades en tu día a día. La idea es que puedas tener un horario que te permita hacer cada actividad, ya sea que esté o no relacionada con tu trabajo a distancia.
  • Hay quienes se levantan muy temprano por la mañana para comenzar a trabajar. De manera que si van a trabajar 8 o más horas por día, ya esté cubierta gran parte de las horas a cumplir.
  • Por ejemplo, es mucho más práctico y factible para cualquier persona, levantarse a las 4 de la mañana y comenzar a trabajar. Si emplearas 8 horas al día, entonces puede cubrirlas todas en la mañana y tener el resto del día libre.
  • Pero claro, no es tan fácil como parece, puesto que todo dependerá del tipo de trabajo y del cargo que se tenga. Además, que no todos se logran ajustar a este tipo de rutina en la que se tienen que levantar temprano.
  • Pero la idea queda bastante clara. En resumen, el objetivo de esto es permitirte dedicarle horas a tu trabajo, pero también a tu vida personal y a tus responsabilidades.

3. Haz una lista de las tareas y las acciones que ejecutarás cada día

  • Una vez que hayas establecido cuál será la rutina de trabajo que vas a seguir, el próximo paso es escribir o plasmar en algún medio, las tareas y las acciones que llevarás a cabo cada día de la semana o los días que vas a trabajar.

  • Esto es algo simple, pero al mismo tiempo efectivo, ya que puedes hacer una especie de check list que irás completando a lo largo de la jornada de trabajo.
  • De igual manera, no se te escapará absolutamente nada y en caso de trabajar para una empresa digital, no pasarás nada por alto. Es posible que trabajar de esta manera te consiga un mejor puesto o una mejor paga.

4. Secciona las tareas y crea bloques de trabajo

  • Posiblemente te sientas algo confuso con esta sugerencia para optimizar tu teletrabajo, pero la verdad es que es más simple de lo que parece. Imagina que hiciste una lista de todas las tareas y actividades que harás los días de la semana que trabajarás.
  • Lo que tendrás que hacer ahora es tomar esas tareas y darle una mejor estructura, es decir, juntar todas las actividades que sean parecidas y juntarlas en bloque.
  • Por ejemplo, tomar aquellas tareas y actividades que estén relacionadas con llamadas (primer bloque). Otro bloque sería el de mandar correos electrónicos, otro para las tareas menos importantes, etc.

Esto es un ejemplo bastante simple, pero creemos que es suficiente para darnos a entender. No importa qué tipo de trabajo lleves a cabo, esto es algo que te ayudará muchísimo y a la larga, podrás ver los resultados.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *