Guía completa sobre cómo montar un belén paso a paso

El belén destaca por estar entre los montajes más especiales que se llevan a cabo dentro del hogar al momento de montar la decoración de Navidad.

Por eso y cada año, el momento de montar el belén se presenta como una excelente oportunidad para poder disfrutar de un tiempo agradable y divertido en compañía de nuestros familiares.

Teniendo esto en cuenta, a continuación queremos presentar una guía completa sobre cómo montar un belén paso a paso, y conseguir un resultado hermoso.

Pasos para realizar el montaje de un belén

Antes de comenzar con el montaje de nuestro belén, es importante asegurarnos de contar con cada una de las herramientas y materiales que necesitaremos para poder hacerlo.

Asimismo, en caso de querer usar figuras, construcciones y adornos de años anteriores, debemos cerciorarnos que se encuentren en buen estado.

belen casero

Una vez que lo hagamos, podemos empezar con los siguientes pasos:

El primer paso al momento de montar un belén, consiste en decidir dónde colocarlo; en este sentido, lo mejor suele ser ubicarlo encima de alguna mesa que se encuentre dentro del salón o en ese lugar del hogar en el que comúnmente celebramos la Navidad. Asimismo, existe la opción de montarlo en el interior de una chimenea.

1.       Comenzar con la base

Después de escoger dónde colocar el belén, será momento de comenzar a montarlo, para lo cual lo más conveniente suele ser comenzar con la base.

Existen 2 opciones, montar el belén de forma directamente en la superficie en la cual se encontrará, o montarlo en alguna plancha de madera. En este último caso, debemos calcular el tamaño que tendrá el belén para después conseguir una tabla con las dimensiones apropiadas en una carpintería o ferretería.

Con el fin de levantar el portal, y lograr que destaque del resto del pesebre, sería apropiado ubicarlo encima de latas de conservas, las cuales incluso podríamos forrar con papel de aluminio, rodearlas de musgo y/o pintarlas para evitar que se vean.

2.       Acondicionar el pesebre

Al momento de acondicionar el belén, la alternativa más acertada suele ser el musgo. Es importante ser generoso y asegurarnos de cubrir toda la superficie del pesebre con musgo, el cual se puede adquirir a precios bastante reducidos en cualquier vivero, pero debemos recordar hacer un camino, libre de musgo, a través del cual pasarán los tres Reyes Magos.

Será importante cubrir dicho camino usando gravilla, arena o arena para gatos. Además, cabe tener en cuenta que el papel de aluminio puede ser ideal al desear representar un río.

3.       Plantear la iluminación

Al definir la iluminación del belén en este punto del montaje, antes de realizar todo el paisaje, la misma podrá camuflarse a través de los materiales decorativos que usemos.

En este caso, podemos usar tiras de luces LED y colocarlas alrededor de toda la base; cabe decir que este tipo de luces resultan aptas al realizar estos montajes, debido a que no producen calor.

Puedes colocar puntos luminosos en los lugares dónde ubicarás las casas, al igual que en otros lugares de interés, por ejemplo, alrededor del portal, en el borde del camino, etc. y debemos cerciorarnos de pegar después las luces sobre la superficie usando cinta aislante para evitar que puedan moverse.

4.       Hacer rocas de papel

Para hacer el paisaje del fondo, suele ser recomendable pegar papel de embalar marrón encima del póster usado para simular la montaña, el cielo o el desierto.

Para esto, lo mejor será asegurarnos de arrugarlo para lograr simular una montaña o piedra.

5.       Crear el río

Podemos elaborar el río de diversas maneras, por ejemplo, usando papel de aluminio, de regalo azul o  film transparente, etc.

En cualquier caso, es preciso cortar una tira, con forma de “S”, para lograr conseguir nuestro río, y para conseguir un gran efecto, podemos ubicarlo al pie de las montañas.

6.       Colocar las casas

Llegados a este punto, tendremos que comenzar a colocar las casas, además del establo, el castillo, una posada, un molino, entre otras cosas.

Resulta esencial que todos estos elementos tengan un tamaño proporcional al de las figuras del belén; además, debemos ubicarlas de manera equilibrada para evitar que el montaje pueda quedar descompensado.

Lo mejor es comenzar con las casas, ubicando varias al fondo del pesebre y algunas del lado derecho, haciendo pequeños poblados.

Conviene tomarnos un momento para ver cómo va quedando el resultado y en caso de no estar satisfechos, cambiarlas de lugar. También podemos colocar algunas de tamaño reducido en las montañas para conseguir un escenario con perspectiva.

7.       Colocar los personajes

En este paso, podemos dejar volar nuestra imaginación para lograr que el belén cobre vida agregando toda clase de animales y personas, incluyendo pastorcitos, perros pastores, ovejitas, caminantes, romanos, entre otros.

no colocando la estrella de belen

Además, no debemos olvidar a los Reyes Magos y a sus camellos, San José, la Virgen María, el niño Jesús, la mula y el buey.

Al ser el centro de atención del belén, es importante ubicar al niño Jesús en un pesebre, en el centro del portal; la Virgen a su izquierda y detrás de ella el buey, mientras que San José ira a la derecha y la mula tras él.

8.       Agregar nuestro toque personal

Para terminar, únicamente falta agregar nuestro toque personal, para lo cual podemos pensar qué elemento podríamos añadir para que luzca incluso mejor, tal vez pastores sentados cerca de una hoguera, un pozo con aguadoras a un lado, una estrella encima del portal etc.

Si para estas navidades necesitas un poco de ayuda para tu pesebre, no dudes en darle un vistazo a esta guía completa sobre cómo montar un belén paso a paso.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *