arco-dental

¿Qué son los arcos de ortodoncia y cuál es su utilidad?

Los tratamientos de ortodoncia están compuestos tanto por un elemento pasivo (brackets) como por otro activo (arcos o alambres, gomas, hilos elásticos y cadenetas), y cada uno de ellos es fundamental para que puedan conseguirse los resultados esperados al final del tratamiento.

En este sentido, resulta esencial que los brackets sean colocados con total precisión sobre cada pieza dental, de modo que después los arcos sean capaces tanto de almacenar como de liberar la fuerza que se encarga de producir el movimiento de los dientes cual se logra a través de la torsión o flexión del arco, e incluso ambas.

Pero para entender mejor cómo funcionan, aquí explicaremos qué son los arcos de ortodoncia y cuál es su utilidad.

¿En qué consisten los arcos de ortodoncia?

Se conoce como arco de ortodoncia al alambre especial que se utiliza en este tipo de tratamientos dentales con el fin de unir los brackets, dado que las piezas dentales se encuentran ubicadas justamente en dos arcos, así, los dientes superiores conforman el arco superior, mientras que los inferiores suponen el arco inferior.

En cualquier caso, los arcos de ortodoncia se encargan de guiar a cada una de las piezas dentales hacia el lugar apropiado, por lo que en caso de tener un tratamiento de ortodoncia sin un alambre de ortodoncia, solamente se tendrían brackets fijos sobre cada diente y los mismos no podrían moverse.

De modo que, sobre cada pieza dental que los ortodoncistas deseen mover, tendrán que colocar un bracket, el cual contará con una ranura en la que se coloca el arco de ortodoncia.

Y dado que los profesionales de la ortodoncia buscan que dicho alambre se enderece poco a poco mientras avanza el tratamiento y los dientes se mueven hacia la posición deseada, el mismo suele estar fabricado con metal que tenga cierta memoria, es decir, que pueda recuperar su forma original, y al mismo tiempo es flexible y suave.

¿Qué utilidad poseen los arcos dentro de la ortodoncia?

Dentro del tratamiento de ortodoncia, como es posible imaginar teniendo en cuenta en qué consisten, los arcos se caracterizan por ser los elementos que se encargan de unir los brackets colocados sobre cada pieza dental mediante el uso de ligaduras, que pueden ser elásticas o metálicas, a fin de lograr su alineación de manera progresiva.

Los dientes logran moverse al ejercer una presión ligera y continua sobre ellos, y eso es justamente lo que hace el alambre de ortodoncia que se introduce en los brackets ubicados sobre aquellas piezas dentales que es necesario mover para conseguir una sonrisa y mordida que además de ser estética, también sea funcional.

Y en eso consiste precisamente la utilidad de los arcos en la ortodoncia, en ayudar a reorientar poco a poco los dientes hasta lograr que se alineen en el lugar deseado.

Cabe mencionar que esto es posible porque, como ya se ha señalado, los arcos cuentan con una cierta memoria elástica, razón por la cual al encontrarse unidos o ligados al complejo que forman los dientes y los bracket, tienen la capacidad de recuperar su forma original poco a poco, logrando llevar las piezas dentales con ellos hacia el lugar correcto.

Clasificación de arcos en ortodoncia

También es importante señalar que tanto las propiedades como el comportamiento elástico con el que cuentan los alambres suele variar no solo de acuerdo a su composición o aleación metálica y a su proceso de fabricación, sino también de su sección e incluso del método usado al querer lograr su activación, por lo que se puede decir que hay diversas clases de clasificación para los arcos.

Tamaño de los alambres

Al hacer referencia al “tamaño” de los alambres de ortodoncia, se habla sobre el grosor o la sección transversal del arco.

Tomando en cuenta arcos de ortodoncia fabricados con un mismo material, se podría decir que mientras menor sea la sección transversal, mayor será la elasticidad del mismo y menor su rigidez.

1.      Por grosor

Los calibres más finos suelen generar fuerzas más ligeras, por lo que gradualmente hay que aumentar el calibre de los arcos a medida que los dientes se vayan moviendo hacia el lugar deseado, de modo que los tejidos del paciente se puedan acostumbrar.

2.      Tamaños y formas dependiendo de la fase del tratamiento

Durante las primeras etapas de un tratamiento de ortodoncia se suelen utilizar arcos de sección redonda, lo cual se debe a que este tipo de alambres se caracterizan por tener una mayor elasticidad en comparación de la que ofrecen los arcos de sección cuadrada; lo cual permite a los ortodoncistas tiene la posibilidad de enganchar cada uno de los brackets en los dientes junto al alambre, asegurándose que no se saldrá de los brackets.

3.      La arcada

Se encuentra completamente asociada a la técnica usada por cada ortodoncista, ya que independientemente de la que puedan utilizar, todas suelen ir acompañadas por una forma de arcada (Europa II o Trueform, entre otras).

Asimismo, es posible que los profesionales de la ortodoncia apuesten por utilizar una arcada u otra de acuerdo a sus preferencias personales, dado que existen algunas que expanden más y otras que destacan por ser más cerradas.

Materiales de los alambres

Finalmente, también hay que mencionar que los arcos de ortodoncia se encuentran fabricados a partir de aleaciones que se producen a través de la combinación de diversos metales, así existen alambres de acero inoxidable, níquel – titanio (Ni-Ti), TMA (Beta Titanio) o trenzado.

 

 

 

 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *